La vuelta al mundo del comercio electrónico

0
44
views

Mejora tu pocisionamiento en las redes sociales con COOMMU!


Por Alfredo Echevarría, Director de Segment Marketing en UPS España y Portugal

LOGÍSTICA

Hace tan solo una décadas, comprar un producto de otro país suponía un único quebradero de cabeza para el consumidor. El tiempo invertido, la complejidad en la forma de pago, o la reducida posibilidad de poder realizar una devolución, hacían que los pacientes decidieran comprar más allá de sus fronteras. Hoy, las normas del juego han cambiado, la irrupción del comercio electrónico ha transformado la forma de consumo hasta el punto, que la tendencia actual es comprar, cada vez más, en plataformas en línea internacionales y en páginas extranjeras.

El comercio en línea ha derribado todas las fronteras y ha dado al consumidor la libertad de comprar donde quiera, de una manera cómoda y sencilla. En este sentido, el comercio en línea ha homogeneizado el mundo de las compras, pero ¿es el consumidor en línea igual en todas partes?

Aunque la respuesta deseada para los negocios en línea es: todos son iguales, todos tienen las mismas necesidades; la respuesta lógica es no. Y es que los mercados, por qué en línea en línea, continúan teniendo particularidades que que decidan embarcarse en el e-commerce. No obstante, la buena noticia para ellos es que existen ciertos comportamientos compartidos por todos los clientes. El comprador en línea global está influido por los mismos canales, usa el teléfono inteligente para buscar información, recibe la influencia de las redes sociales y demanda una experiencia omnicanal.

Además, quiere más alternativas y control de la compra y necesita conveniencia, es decir, que el proceso de compra es más fácil y cómodo. Conocer las características generales del consumidor en línea no es suficiente; hay que dar un paso más y tener en cuenta los comportamientos propios de cada mercado y de sus compradores. Tal y como revelan los estudios UPS Pulso del comprador en línea y UPS Pulso del minorista omnicanal existen particularidades sobre las preferencias de lugar y fecha de entrega, las devoluciones o la modalidad de compra, entre otros aspectos.

"El e-commerce ha hecho del mundo un lugar más pequeño y abierto a la puerta de millas de hogares a los negocios. Aquellas empresas que quieran derribar sus fronteras deben conocer las necesidades de estos hogares "

En relación con las preferencias del lugar de entrega, la necesidad de contar con puntos y entrega alternativos al hogar es común a todos los mercados. Las ajustadas agendas de los compradores de todo el mundo han abierto un abanico de posibilidades al consumidor, que tiene ahora la opción de recoger sus pedidos en su lugar de trabajo, en la propia tienda física o incluso, en su panadería de barrio, y aquí donde entra la diferenciación, ya que algunos mercados son más partidarios de una u otra opción. Por ejemplo, en Francia el 40% de los compradores reconocieron sus pedidos en un lugar alternativo al hogar, en Alemania es frecuente que las entregas se hagan a un vecino, en Italia como es Brasil prefieren Hacer en la oficina y en Estados Unidos el 50% ya ha recogido sus conteos en la tienda. ¿Y qué sucede con la fecha de entrega? ¿Todos los compradores son tan impacientes a la hora de recibir sus entregas? En Reino Unido son ​​más flexibles, es más, están dispuestos a recibir sus entregas más tarde que a nadie más, en México no importa importar si se trata de entregas internacionales hasta siete días y en Brasil la tolerancia de la esperanza de superar los tiempos.

Otra de las características diferenciales de los mercados, se da en la forma de entender las devoluciones. Según los citados estudios, en España se consulta la política de devolución del vendedor antes de realizar la compra, una diferencia de su vecino, Francia, que se informa justo en el momento que tiene que hacerla. En Brasil, por ejemplo, prefieren realizar sus devoluciones en la tienda al contrario que en Asia que puede hacerlo directamente al minorista. Son particularidades que el vendedor tiene que tener en cuenta a la hora de planificar su política de devolución en los mercados diferentes, y junto a ellas, ofrecer siempre la mayor flexibilidad si buscan que el consumidor vuelva a comprar en sus negocios.

Último, no todos los consumidores se enfrentan a las compras en línea de la misma manera. Por ejemplo, los italianos son los que más compran en páginas frente a los asiáticos, que son los que menos lo hacen. En España, compran frecuentemente a través del portátil, mientras que los usuarios de la industria compran a través de la tableta.

En definitiva, el e-commerce ha hecho del mundo un lugar más pequeño y abierto la puerta de millas de hogares a los negocios. Aquellas empresas que quieran derribar sus fronteras deben conocer las necesidades de estos hogares. La mejor forma de hacerlo es confiar en un socio logístico con experiencia internacional, ya que la logística se ha enfrentado a las particularidades y preferencias de los mercados desde mucho antes que existiera el comercio en línea. Vender en cualquier parte del mundo nunca ha sido tan fácil como ahora. La clave es saber lo que quiere saber, porque conoce a Francis Bacon, el conocimiento es poder, y sabe que tiene un consumidor para llegar a él.

Alfredo Echevarría, Director de Segment Marketing en UPS España y Portugal

Impacto

Recomendar

Recomendar

Si te interesa este artículo, sé el primero en recomendarlo.

Relacionados

El rápido crecimiento del comercio electrónico, los cambios en los hábitos de consumo …

  • 13 Diciembre, 2017
  • No hay comentarios

Redyser aumenta su plantilla en un 25% para atender la demanda de reparto prevista para …

  • 12 Diciembre, 2017
  • No hay comentarios



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here